Manifiesto del colectivo “Un día sin inmigrantes”



Manifiesto : Traducción en español

 

Nosotros, mujeres y hombres, de todas las creencias, de todas las tendencias políticas y de cualquier tipo de color de piel, inmigrantes, hijos de inmigrantes, ciudadanos conscientes del aporte esencial de la inmigración en nuestro país, estamos cansados de las declaraciones indignas dichas por ciertos responsables políticos que buscan estigmatizar o criminalizar a los inmigrantes y a sus descendientes.

Recordemos que un inmigrante es aquel que se percibe como tal sin tener en cuenta sus orígenes. Queremos retomar y rehabilitar este término convertido hoy en día en un uso peyorativo a causa de la instrumentalización política.

Rechazamos los estereotipos transmitidos que amenazan nuestra cohesión social. Rechazamos el que las buenas acciones pasadas, presentes y futuras de los inmigrantes, a pesar de que ellas siempre construyeron  Francia, sean negadas y borradas de esa manera. Por otro lado, comprendemos que es nuestro deber de darles el valor que se merecen.

Los inmigrantes y descendientes de inmigrantes han manifestado en muchas ocasiones para defender sus derechos. ¡Lo único que recibieron a cambio es desprecio! Hoy en día está reconocido que “el consumo es el motor del crecimiento”. Queremos señalar este pilar de nuestra sociedad para marcar nuestra indignación.

El 1º de marzo del 2005 entró en vigor el “código de entrada y residencia de los extranjeros y el derecho de exilio” (CESEDA), más comunmente llamado el código de los extranjeros. Esta ley simboliza una concepción utilitarista de la inmigración, es decir una inmigración escogida segun (avec accent sur le U, peux pas ac mon ordi) criterios económicos. Esta fecha simbólica es el dia (accent sur I) idealpara hacer un llamamiento a “un día sin inmigrantes”.

Nosotros, inmigrantes, hijos de inmigrantes, ciudadanos conscientes del aporte diario que le damos a nuestro país, somos todos consumidores y participamos cotidianamente al crecimiento de nuestro país.

Nuestra acción ciudadana tiene como objetivo poner en valor el aporte de cada uno de nosotros a la prosperidad general. Tenemos todo el poder de actuar sobre nuestro rumbo. ¡Entonces actuemos !

 

El 1º de marzo : Actuemos dejando de consumir y/o de trabajar.


Durante 24 horas, participemos a la cero-actividad económica en las empresas, las asociaciones, las funciones públicas, los colegios, las escuelas, las universidades, los hospitales, el comercio, la industria, la construcción, la agricultura, los servicios terciarios, los medios de comunicación, la política…

Por la primera vez en Francia, decidimos no participar a la vida de la Urbe. ¡Con esta ausencia, marcaremos la necesidad de nuestra presencia !

LJSI_bandeau_brino.png



Dibujo Bruno Bessadi por "La journée sans immigrés : 24h sans nous"